Este es, posiblemente, uno de los episodios más desconocidos de la historia de la Guerra Civil. El 20 de mayo de 1938 se produjo una de las mayores fugas de la historia de Europa. Casi 800 presos huyeron del Fuerte San Cristóbal, en las laderas de Ezkaba, junto a Pamplona, con la intención de llegar a la frontera francesa. No tuvieron éxito y unos 300 fueron fusilados.

Existe un libro, Fuerte de San Cristóbal, 1938. La gran fuga de las cárceles franquistas de la editorial Pamiela, y un documental de Iñaki Alforja con el mismo título, (2006), que cuentan la historia. En el año 2018 se presentó un libro con la ruta GR. 225 que recorre el camino seguido por los presos fugados.

logo-colabora-bunkeres