LARRAU por Larrau

Conocemos ascensos pirenaicos con una dureza mayor en tramos ki¬lométricos concretos, pero ninguno de ellos alcanza el coeficiente de dificultad del terrible Larrau (Larrañe). Y es que rey sólo puede haber uno, y este tiene su sede en Zuberoa.
Nada más iniciarse en el puente de Laugibar, la pendiente se sitúa en el 10% y así se va a mantener durante 2,5 km hasta que lleguemos a las primeras casas de Larrau, a cuyo paso descansaremos y hallaremos incluso una pequeña bajada.Abordamos ahora al segundo tramo de la ascensión, de casi 8 km interminables y durísimos. Este segundo tramo del col es muy regular y exigente todo él, mientras se van acabando las sombras de las hayas y los pinos dan paso a la vegetación de alta montaña, hasta alcanzar el col de Erroy¬medi tras una tremenda rampa al 15%.

 

larrau por larrau

Un panorama muy diferente se abre ahora a nuestros ojos, presidido por el majestuoso Orimendi. Los 3 km antes de escalar la pared final del puerto son bastante engañosos: apenas superan el 2% de media, pero en continuos toboganes que se hacen eternos. Sin embargo será ese muro final el que ponga la puntilla a nuestras escasas fuerzas, pues deberemos vencer rampas que en ningún momento descienden del 10 y alcanzan a ve¬ces el 14%.

Larrau por Larrau

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies